Los ácaros y los microbios entre otros microorganismos, encuentran en los colchones y las superficies de tela un lugar ideal para su reproducción. Las condiciones están dadas por la acumulación de polvo, sudor, humedad, células muertas, entre otros.

La limpieza superficial o un simple cambio de sábanas, no es suficiente para eliminar todo este ecosistema, por lo que se convierte el lugar de descanso en un problema de salud.

Pasamos gran parte de nuestro tiempo diario en nuestras camas, lo cual nos expone a inhalar las sustancias y desperdicios que se desprenden de ellas, exponiéndonos a desarrollar alergias respiratorias, de piel y oculares.

Distribuidor exclusivo Potema para méxico